content here is the anonymously transparent proxied version of ecb.europa.eu   X

Entrevista con Radio Nacional

Entrevista con Luis de Guindos, vicepresidente del BCE, realizada por Iñigo Alfonso el 18 de marzo 2020

18 de marzo 2020

Señor de Guindos, ¿qué tal está? Muy buenos días.

Muy buenos días.

Gracias de verdad por estar con nosotros en unas jornadas tan, tan complejas para este país y para Europa en general. Señor de Guindos, usted fue uno de los ministros que desde los diferentes gobiernos tuvieron que enfrentarse a la larga crisis económica que se inició en 2008. ¿Hay algo análogo con aquella crisis? ¿Existe un riesgo de que sea tan destructiva como la gran recesión? ¿Teme usted que así sea?

No, yo creo que ahora es diferente. Lo que tenemos es una alarma sanitaria, tenemos una pandemia, y lógicamente esto va a afectar muchísimo a la actividad económica. Va a haber sectores que prácticamente se van a quedar sin facturación. Pero la diferencia fundamental es que esperamos que sea temporal. El término temporal es muy importante. La crisis del año 2008 duró del año 2008 hasta el 2013. En esta estamos hablando de semanas o meses, pero no más allá.

Lagarde, la Presidenta del Banco Central Europeo, pide a los gobiernos que actúen para evitar ese escenario apocalíptico. ¿Lo están haciendo? ¿Cree usted que han tomado nota?

Yo creo que sí han empezado a tomar medidas. En política fiscal hemos visto que el gobierno español, el gobierno francés, el gobierno alemán… todos están tomando medidas de política fiscal. Fundamentalmente para formular una especie de puente para este periodo temporal en el cual la alarma sanitaria y la infección van a estar ahí. Por tanto, yo creo que desde el punto de vista nacional sí se han tomado medidas. Otra cuestión diferente es desde el punto de vista comunitario.

Comunitario, ¿por qué lo dice? ¿Porque cree que se ha quedado todavía corta la respuesta de los gobiernos?

Yo creo que sería muy importante tener una respuesta conjunta, una respuesta paneuropea. Creo que, por ejemplo, haber tenido un instrumento fiscal único para la zona euro, hubiera sido fundamental. Pero bueno, no vamos ahora a mirar para atrás.Todavía sigue habiendo posibilidades. El Eurogrupo del lunes, por ejemplo, analizó la posibilidad de que el MEDE (Mecanismo Europeo de Estabildiad) actuara de forma conjunta para todos los países europeos. Y después está el BCE, lógicamente.

Ese mecanismo europeo de estabilidad, que ha sido una herramienta de gobernanza que sale de la anterior crisis, ¿cree usted que debe actuar ese fondo de rescate? ¿Podría ayudar a hacer todavía un poquito más liviana esta situación para millones de europeos?

Sí, podría actuar porque tiene una capacidad de actuación de 410.000 millones de euros. Las circunstancias son completamente diferentes a las de la crisis de deuda, pero lógicamente con una capacidad de juego de 410.000 millones de euros, evidentemente ahí tenemos un instrumento interesante.

¿Cree usted que está bien orientado el plan del Ejecutivo español? ¿Cree que puede ser útil?

Yo creo que sí. Son muy importante los 100.000 millones de euros de avales. El BCE lo que ha hecho es dar toda la liquidez del mundo, por decirlo de alguna forma, a los bancos. Pero si los bancos no son capaces, porque tienen dudas sobre la solvencia de sus clientes, de traspasar esta liquidez a sus clientes, pues no vale para nada. Yo creo que aquí lo fundamental es el plan de 100.000 millones de euros de avales, lo que es una garantía para todos, y que efectivamente la liquidez del BCE va a llegar. Por lo tanto, eso está muy bien visto y muy bien planteado. Después, otra cuestión importante son las medidas para garantizar que durante este periodo de tiempo con los trabajadores sea una situación flexible. Vamos a encontrar muchísimas empresas que eran perfectamente solventes y que ahora se encuentran en una situación de dificultad. Y por tanto, todo lo que sean ayudas a los trabajadores, ERTEs (expedientes de regulación temporal) o bajada de cotizaciones, van en la dirección correcta. Resumiendo, yo creo que el plan del gobierno es el plan correcto, va en la dirección correcta y espero que todo el mundo lo apoye.

El margen fiscal para activar medidas por parte de España es estrecho, debido a su déficit, a su endeudamiento. ¿Cree, señor de Guindos, que ante esta situación extraordinaria la Unión debe dejar a un lado esa ortodoxia financiera de los últimos años y caminar hacia una mayor flexibilidad?

Bueno, ya la ha dejado, ¿no? Ha dicho que no va a aplicar el pacto de estabilidad y crecimiento, que hay una cláusula de escape, y por lo tanto los gobiernos van a poder gastar más. Va a haber un deterioro natural de las cuentas públicas. Pero, vuelvo a repetirle, esto no es como el año 2008, en el cual hubo un deterioro brutal durante mucho tiempo. Ahora se trata de atajar una emergencia, una emergencia sanitaria, y actuar con toda la consistencia posible.

Las últimas medidas del Banco Central Europeo, y usted hacía referencia a ese papel que tiene que jugar en esta crisis el organismo al que usted pertenece, no han calmado las dudas de los mercados. ¿El Banco Central Europeo se guarda un as bajo la manga, si me permite la expresión? ¿O incluso recordar aquello de Draghi de “Haré lo que haya que hacer y, créanme, será suficiente”?

Yo creo que en el Banco Central Europeo, la Presidenta ha puesto de manifiesto que haremos todo lo que tengamos que hacer. Eso desde luego está fuera de duda. Y luego le diría una cuestión. Esto es una crisis distinta. Esta no es una crisis financiera. Se puede acabar convirtiendo en una crisis financiera si no actuamos, pero no es una crisis financiera. Es una crisis sanitaria, con un efecto importantísimo en la actividad económica. Y nosotros que lo podemos hacer es aliviar esas tensiones financieras que se pueden producir. Pero la actuación fundamental aquí es de los gobiernos; es la política fiscal.

Ha anunciado el BCE que va comprar más deuda, que va a inyectar liquidez, señor de Guindos.

Sí, nosotros hemos anunciado que vamos a comprar 120.000 millones de euros más de lo que ya estábamos comprando. Estábamos comprando 240.000 millones y además lo podemos utilizar con flexibilidad. Y vamos a vigilar que los mercados siguen funcionando de forma correcta, que no se producen situaciones de fragmentación, especialmente con la prima de riesgo, porque eso afectaría a nuestros impulsos monetarios. Y por lo tanto vamos a actuar con contundencia al respecto.

¿Y usted es favorable a tocar los tipos, como por ejemplo han hecho la Reserva Federal de Estados Unidos o el Banco de Inglaterra?

Nuestros tipos estaban mucho más bajos. Es decir, yo creo que lo fundamental aquí era la actuación a través de, uno, medidas de liquidez. La banca europea tiene toda la liquidez disponible que considere oportuno, con unas condiciones muy favorables. Y, después, la compra de bonos. Eso es mucho más poderoso que tocar los tipos de interés, que ya estaban en el -0.50% en el caso europeo.

¿Los vaivenes son transitorios de alguna manera, esta inestabilidad que están viviendo los mercados? ¿Cree usted que de alguna manera los inversores se van a calmar en cuanto vean toda la artillería ya puesta en marcha, rodando sobre el terreno?

Yo creo que, como decías tú anteriormente, todos los bancos centrales, los gobiernos, vamos a hacer todo lo posible. Pero la tranquilidad vendrá cuando efectivamente se empiece a ver que la epidemia está bajo control. Ese es el dato fundamental. Y ahí tenemos el ejemplo de China. China es un indicador adelantado de lo que puede pasar. Tras dos meses de una caída brutal de actividad, pues ha empezado a recuperarse y vemos como, poco a poco, hay una cierta normalización de la actividad en China. Ese es el elemento fundamental que tenemos que tener en consideración y que sin duda tranquilizaría a inversores y la actividad económica.

Luis de Guindos, Vicepresidente del Banco Central Europeo. Gracias por atender a Radio Nacional de España. Creo que también estos días aislado, también en confinamiento.

Sí, sí. Llevamos ya 10 días prácticamente con teletrabajo.

¿Y cómo se organizan? ¿Mantienen ustedes los contactos en Frankfurt, con Madrid…?

Tenemos teleconferencias continuas y lógicamente hay un pequeño retén, lo que es físicamente, en el edificio del BCE pero el resto lo hacemos todo por teleconferencia.

Y a partir de ahora, las decisiones del Banco Central Europeo, en las reuniones que convoque la Presidenta y el Consejo de Gobierno, ¿se pueden mantener por videoconferencia con normalidad? ¿Pueden usted adoptar medidas efectivas desde allí?

Sí, perfectamente. Tenemos, por ejemplo, la Ejecutiva siempre por teleconferencia. Hablamos todos los días. Tenemos las reuniones con los equipos. Seguimos funcionando porque el teletrabajo se puede realizar. No es lo ideal, pero evidentemente en estas circunstancias es la única alternativa disponible y está funcionando relativamente bien.

Bueno, pues esto es una buena señal, ¿eh? Que no se pare el mundo.

Por supuesto que no.

Luis de Guindos, Vicepresidente del Banco Central Europeo. Gracias de verdad por estar con nosotros. Un saludo.

Gracias.

Speaking engagements

Contactos de prensa